jueves, 3 de mayo de 2012

1-2. Con "B" de de Beñat, con "B" de BETIS.

Gran triunfo del Betis en el derbi Sevillano. Un triunfo cimentado desde lo moral y lo táctico, donde el Betis fue superior en todo momento ante un Sevilla repetitivo en sus ataques. Esta vez no hubo contemplaciones como ya sucedió ante Valencia y Atlético de Madrid, esta vez el equipo fue a por todas.
 
Aunque no todo empezó bien, ya que nada más iniciarse el partido, Negredo, si, ese que retiró a Nelson del partido por una terrorífica entrada que solo fue amarilla para el árbitro, adelantó al conjunto de Nervión en el marcador. A partir de ese momento, el Betis se adueñó del balón, construyó el juego desde atrás, donde destacó por encima de todos Paulao, que gran traje le hizo a Negredo. El centro del campo también fue del Betis, un gran trabajo de destrucción de Iriney, ayudado en la construcción por Beñat, y arriba Rubén Castro, Pozuelo y Roque Santa Cruz, quienes hicieron un magnifico trabajo de desgaste físico. Del árbitro que decir, se tragó dos claros penaltis en el área sevillista, uno por agarrón de Cala a Dorado, y el otro por un derribo conjunto de Medel y Reyes a Pozuelo, ni que decir de las numerosas tarjetas que perdonó al cuadro sevillista, y por supuesto la ya mencionada agresión de Negredo a Nelson, que tuvo que ser sustituido por Chica. Nada de esto detuvo al Betis, y al borde del descanso llegó el empate, falta lanzada magistralmente por Beñat, a la que nada pudo hacer Javi Varas, al descanso se llegó con el empate a uno.
En la segunda  parte el Betis esperó al Sevilla, sabiendo que a la contra tendría sus opciones; y las tuvo, pero no era la noche de Rubén Castro, quien en algunos momentos pecó de chupón, pero que delantero no peca de eso, nada que objetar al delantero Canario, que lo intentó una y otra vez. Mel dio entrada a Cañas, que sustituyó a un lesionado Iriney, al que hay que hacerle una mención aparte; que jugador, que garra, que entrega, que coraje. También jugó Pereira, que sustituyó a un fatigado Montero, que también anduvo bastante bien. El partido se iba al empate, solo dos minutos de prolongación decretó el mal arbitro de ayer. En ese mismo momento el Sevilla cometió falta al borde de su área, el silenció se hizo Nervión. Beñat cogió la pelota, la posó sobre el césped,  se paró y miró a Javi Varas; había muy poco espacio para que el balón superará la barrera y bajará, así que el Vasco decidió hacer una genialidad; esperó a que la barrera saltará, y la metió por debajo de ella, la pelota recorrió lentamente el área hasta dar en el palo y colarse en la portería sevillista. No hubo tiempo para más.
Delirio bético en el Pizjuán, un broche de oro a la temporada con la victoria ante el eterno rival, victoria justa, importante, y que nos da una alegría que ya merecíamos. Enhorabuena a todo los béticos del universo, dar las gracias a Pepe Mel y a todo su equipo técnico por el trabajo realizado, todos han sido participes de esta victoria ante un equipo que nos doblaba en presupuesto y que luchaba por meterse en liga de campeones, VIVA EL BETIS. 

Goles: 1-0 (Negredo, Min. 5) 1-1 (Beñat, Min. 43) 1-2 (Beñat, Min. 92)

Gonzalo
@GonzaRBB1986


2 comentarios:

Antonio dijo...

Tomaaaaaaaaaaaa Sevilla es verdiblanca olé olé y olee

Jesús Ruiz Rodríguez dijo...

Buenas,

Mi nombre es Jesús y mi blog es http://saborverdiblanco.blogspot.com.es/ y me gustaría saber si os interesaría hacer un intercambio de links. Si es así pásense por mi blog.

Un saludo

ir arriba